Violência no futebol argentino – fim de semana de 25 e 26 de agosto de 2012

BASTA DE VIOLENCIA (Olé)

Autopista al infierno

Autopista al infierno

Un detenido por la interna de La 12.

Gustavo Grabia – Jose Sacchi

La interna de La Doce estalló en Santa Fe. Hay siete heridos de bala, tres son capos y uno está grave: es Mauro Martín, al que un disparo le destrozó el intestino.

El 11/7/12, apenas el Tribunal Seis decidió absolver a La Doce de Di Zeo por asociación ilícita, más de 200 barras cortaron la calle y festejaron al grito de “es la barra de Rafa, la que vuelve de las vacaciones, vamos a matar a todos los traidores”. Un mes y medio después, decidieron cumplirlo. Pertrechados con un arsenal y favorecidos por un operativo policial tan negligente que podría considerarse connivencia, emboscaron al grupo de Mauro Martín en el kilómetro 21 de la autopista Rosario-Santa Fe, y armaron una balacera infernal que dejó siete heridos, dos de gravedad, entre ellos Mauro Martín, al que un tiro le perforó el intestino grueso y el colon, fue operado de urgencia en el Hospital Provincial de Rosario y al cierre de esta edición estaba en terapia intensiva con pronóstico reservado, como le confirmó a Olé el director del nosocomio, Pietro Belletich.

De los otros heridos, dos son del círculo íntimo de Martín y la barra. Uno es Cristian Debaus, 38 años, apodado Fido, que recibió un tiro en la garganta y estaba internado con pronóstico reservado, en este caso en el hospital de Granadero Baigorria. Otro fue Luis Arrieta, el Loco Luis, ex jugador de Huracán y Estudiantes de Buenos Aires, que maneja un grupo grande de barras de Caseros y recibió un tiro en una mano. Otro primera línea que sufrió consecuencias fue Juan González, 26 años, al que un balazo le fracturó la tibia y el peroné. El Negro Juan es al mismo tiempo barra de Boca y empleado del Servicio Penitenciario Bonaerense. Increíble. Además Brian Arroyo (19) recibió un tiro en el esternón y estaba con pronóstico reservado, lo mismo que Darío Cantero (35) con una herida en el abdomen. Y hubo otros tres heridos leves que tras ser atendidos pudieron volver a Baires.

El plan de ataque se venía gestando hace tres semanas. A comienzos de agosto, los grupos de Los Polvorines, Hurlingham, Dock Sud, Lomas de Zamora, Claypole y Lavallol que paraban hasta julio con Di Zeo, decidieron que iban a tomar como sea la conducción de La Doce. El primer intento fue ir a San Juan a la final de la Copa Argentina. Pero sin los líderes, se les hizo complicado conseguir el financiamiento. Entonces marcaron con fibrón rojo el primer partido fuera de Capital y Provincia, donde los de Mauro tienen mucho apoyo de su club y la Policía, y dio Santa Fe. No consiguieron tickets, pero sí dinero para mover 10 micros y 11 autos. Y se mandaron igual. Decidieron salir temprano para copar la tribuna y que se pudriera adentro. La táctica era que una pelea en la cancha con la otra facción obligaría a Boca a aplicarles el derecho de admisión a todos. Y así desarticularían al grupo de Mauro. Pero cuando llegaron a Santa Fe a las 10 de la mañana, la Policía los mandó de vuelta. Insólitamente, por el mismo camino que venían los de Mauro y con sólo dos patrulleros de custodia. Cuando vieron llegar los siete micros de la facción oficial, sacaron las armas. Los de Mauro pararon para pelear. No tuvieron tiempo de decir nada. Desde un Peugeot negro 206 se bajaron Alejandro Putruelli y Facundo Cáceres Aranda y empezaron a disparar. Otros que venían en los micros se subieron a un puente de la autopista y gatillaron a repetición. No hubo víctimas fatales, por ahora, de milagro.

Los heridos fueron trasladados a distintos hospitales. Martín logró mostrar un último gesto de impunidad: consiguió que el policía que estaba de guardia en el Hospital Provincial no avisara quién era el barra que había ingresado herido. Ese oficial fue pasado a disponibilidad. Y el juez de la causa ya actúa con premura: tiene dos handies de los detenidos que podrían dar pistas de los organizadores y otros protagonistas de una guerra que promete continuar.

*   *   *

BASTA DE VIOLENCIA (Olé)

Testán investigando

Quieren determinar si hubo fuego cruzado o sólo un ataque de un sector a otro.

Quieren determinar si hubo fuego cruzado o sólo un ataque de un sector a otro.

El Juzgado de San Lorenzo ordenó el dermotest, la prueba que determina si una persona disparó un arma de fuego, a los barras baleados, entre ellos Mauro Martín. La idea es esclarecer si hubo un ataque cruzado entre ambas facciones.

Las investigaciones sobre el tiroteo entre las facciones de La Doce, el último sábado en la autopista Rosario-Santa Fe, están a la orden del día. Mientras Mauro Martín se recupera favorablemente” del disparo en el abdomen (así lo informó el director del Hospital Provincial de Rosario), que le perforó colon e intestino grueso, desde el juzgado número 12 de la ciudad de San Lorenzo avanzan a pasos firmes para sumar datos concretos.

Este sábado ordenaron la prueba de dermotest a los barras baleados en dicho cruce entre la banda de Martín y la que hasta hace un mes respondía a los hermanos Di Zeo. Dicho test sirve para determinar si una persona efectuó un disparo con un arma de fuego.

La idea es esclarecer si existió un fuego cruzado entre ambas facciones o sólo un ataque de un sector a otro. Si sólo fueron víctimas, o también victimarios. La investigación recién comienza…

*   *   *

BASTA DE VIOLENCIA (Olé)

Se va de Rosario

Mauro Martín permanece en el Hospital Provincial de Rosario. (La Capital)

Mauro Martín permanece en el Hospital Provincial de Rosario. (La Capital)

“Los familiares de Martín pidieron llevárselo”, contó el director del Hospital Provincial.

Si bien en un principio había sido rechazado el pedido, finalmente autorizaron la familia de Mauro Martín a sacarlo del Hospital Provincial de Rosario para llevarlo a uno de Buenos Aires.

Apenas fue operado, la familia de Mauro Martín había solicitado el traslado desde el Hospital Provincial de Rosario, donde fue internado luego del enfrentamiento, a uno de Buenos Aires. Y el pedido había sido rechazado. Sin embargo, en la tarde del domingo le dieron el ok y el líder de la Doce abandonaría Santa Fe en las próximas horas. Lo hará en una ambulancia de alta complejidad que llegará a Rosario.

El último parte médico que había entregado Pietro Belletich, director del nosocomio rosarino hablaba de un estado estable: “Pasó la noche consciente, le estamos tratando el dolor y esperando la evolución. El cuadro es delicado pero estable”. Mauro fue operado de urgencia el sábado por la tarde por una bala en el intestino grueso: Mauro Martín. Belletich había contado que los familiares del herido, baleado en el cruce en la autopista Rosario-Santa Fe con la facción que hace un mes lideraban los hermanos Di Zeo, pidieron llevárselo apenas fue operado. “Después de que salió de cirugía preguntaron si podían trasladarlo a Buenos Aires, y les dijimos que una vez que esté hermodinámicamente compensado podrían solictarlo. No obstante, el paciente está bajo intervención del juzgado, serán ellos quienes determinen cuándo y dónde será trasladado”, aclaró. Sin embargo, finalmente Mauro Martín llegará a Buenos Aires luego de que el Juez Filocco le tomara declaración testimonial.

*   *   *

BASTA DE VIOLENCIA (Olé)

“Yo me bajé el día de Tribunales”

Fernando Di Zeo dice que él y Rafa ya no mandan.

Fernando Di Zeo dice que él y Rafa ya no mandan.

Fernando Di Zeo reconoce que los agresores eran del grupo que comandaba con su hermano, pero asegura que ellos dejaron la conducción hace un mes.

Diez micros y once autos cruzando la autopista y autoproclamándose la verdadera barra de Boca. Más de 700 violentos peleándose primero con la Policía y tiroteando después en plena autopista a la facción de Mauro Martín. La ecuación llevó directo al apellido Di Zeo. Si hasta el jefe del operativo en Santa Fe aseguró que los barras eran de los hermanos Fernando y Rafael.

Del otro lado de la línea, Fernando, el menor de quienes dirigieron a La Doce entre 1996 y 2007, toma aire y afirma: “Sí, es cierto, ésos que fueron a Santa Fe formaban parte del grupo nuestro. Pero nosotros, los pibes grandes, no tenemos nada que ver. Yo me bajé de la barra el mismo día que terminó el juicio. Ahí, en pleno Palacio de Tribunales, decidí alejarme cuando vi que todos los que nos acompañaban cantaban que a los traidores los íbamos a matar. Ellos quieren volver a la cancha a cualquier costo, y a mí me parecía que en cualquier momento podía pasar algo y yo no quiero tener más causas por mi apellido. Lo hablé con mi mujer y me fui. Y a la semana lo convencí a Rafael”.

-Conociendo la historia de ustedes y que ya intentaron copar la barra el año pasado en el partido contra Rafaela, parece difícil creerles.

-Yo sé que todos dicen los Di Zeo esto o los Di Zeo aquello. Yo me hago cargo de lo del partido con Rafaela porque fuimos. Y no pasó nada. Pero cuando vimos cómo venía ahora la mano, decidimos salir y que hagan lo que quieran. Pueden creerme o no, pero es la verdad. Yo estuve cuatro años preso, tengo una familia, ¿sabés lo que es que tus hijos tengan que venir a verte a un penal? Yo hoy le estoy festejando el cumpleaños a mi hijo en casa y ya no quiero comerme ningún garrón por una gilada. ¿Queríamos volver a la cancha? Sí. ¿Queríamos volver a la tribuna? Sí. Pero nunca así. Nosotros crecimos en la época en que la barra se ganaba a las trompadas. Y ahora se matan con armas. En esa historia, los Di Zeo no entramos. Que investiguen todo lo que quieran, pero ni nosotros ni los pibes grandes del grupo estuvimos allá o alentamos a alguien a hacer esa locura.

*   *   *

BASTA DE VIOLENCIA (Olé)

“Estaba preanunciado”

Angelici dijo que a Falcioni le van a respetar el contrato.

“Ni Ledesma ni Ustari están inhabilitados”, dijo Angelici.

Angelici habló sobre el cruce de barras y, molesto, responsabilizó al Gobierno por los hechos: “El Estado no nos garantiza la seguridad. Ésto se podría haber evitado”, disparó. También se quejó por la suspensión de la Bombonera, que decretó la Justicia.

“Parece increíble. El estado no nos puede garantizar la sgeuridad que corresponde a todos los que vamos a la cancha. Estaba preanunciado, ésto se podría haber evitado”. Daniel Angelici habló sobre el cruce de barras que se produjo este sábado en la ruta 9, y responsabilizó directamente al Estado sobre el tiroteo entre la facción de Mauro Martín y la que hasta hace un mes respondía a Rafael Di Zeo.

“A mí no me entra en la cabeza que vayan diez micros sin entrada y que los manden de vuelta en vez de retenerlos ahí hasta que entre la totalidad y después los manden bien custodiados”, bramó. Y aseguró: “Estamos preocupados. Es un hecho lamentable porque hay heridos de bala. Y por todo lo peor que podría haber pasado”.

En diálogo con Radio Mitre, también se quejó sobre la decisión que tomó la Juticia de suspender la Bombonera por una fecha, tras los incidentes de los plateístas con el cartel: “Boca tiene una responsabilidad, son socios nuestros. Pero me parece excesiva la medida. Nosotros ya los teníamos identificados”, explicó al respecto. “No estamos de acuerdo. Ni con los socios ni con el poco dinero que entra por esos carteles que nos pone la Conmebol”.

Por último, se refirió al caso de la AFIP, que involucra a dos jugadores xeneizes: Ledesma y Ustari. “Inhabilitado no está ninguno de los dos, nadie nos notificó eso. Hicimos todo dentro de lo legal. Los derechos federativos y económicos de Ledesma los tenía Unión San Felipe, y si ahora quieren cambiar las legislaciones me parece bien, pero de acá en adelante, no retroactivamente”, tiró. Una novela que, parece, recién empieza…

*   *   *

BOCA  (Olé)

Tiros en la ruta

La Policía con uno de los detenidos en la ruta.

La Policía con uno de los detenidos en la ruta.

Cerca de 900 barras que hasta hace un mes respondían a los hermanos Di Zeo e iban a Santa Fe, fueron frenados en Rosario y a la vuelta se cruzaron con un grupo que forma parte de la banda de Mauro Martín. Se tirotearon y habría cinco heridos.

Cuando el tema de la AFIP se lleva el protagonismo, otra cuestión extradeportiva sigue empañando el fútbol. Y una vez más tiene que ver con la violencia. La interna de la barra de Boca está al rojo vivo y tuvo un capítulo en la ruta 9, donde alrededor de 900 barras que hasta hace un mes respondían a Rafael y Fernando Di Zeo se trasladaron a Santa Fe, fueron frenados por la Policía en Rosario, los mandaron de vuelta y allí se cruzaron con un grupo de Mauro Martín: hubo tiros y habría cinco heridos del lado de Martín. De nunca acabar.

De esto se viene hablando y en algún momento iba a explotar. Mientras gran la barra oficial ya estaba en Santa Fe sin tener inconvenientes en su traslado, la otra parte, la que espera volver al poder, fue frenada en Rosario. Estos 900 que “vuelven de las vacaciones” no están en la lista de derecho de admisión, pero iban sin entrada y en Santa Fe no había venta (el grupo de Mauro viajó con tickets desde Buenos Aires). Por ende, el conflicto estaba latente. En el regreso de esos diez colectivos y 11 autos pasó lo peor: a 100 kilómetros de la ciudad se cruzaron con una filial del oeste del Gran Buenos Aires que responde a La 12 que tiene el poder y se armó lo peor, con tiros a la orden del día.

Mientras se desató la furia en la ruta 9, los hermanos Di Zeo, que dicen estar afuera de todo, estaban en Buenos Aires. Y la mayor parte del grupo de Martín esperaba para ingresar al estadio de Unión. Los controles que no dejaron pasar a unos pero a otros sí, seguirán de cerca todos los movimientos en el regreso de ambos bandos.

*   *   *

BASTA DE VIOLENCIA (Olé)

Hace pip y saca fotos

Los handys de los detenidos y las cámaras de los peajes, claves en la investigación.

La causa por la batalla de la autopista recién está empezando. De hecho, los detenidos serán trasladados hoy ante el juez para su declaración indagatoria. Y si bien no se espera que den los nombres de quienes planearon y ejecutaron el macabro plan, la Justicia tiene dos vías para esclarecer el suceso: los handys de los que quedaron presos y las filmaciones de las cámaras. En el primer caso, en la agenda de los teléfonos están los nombres de los capos con quienes se comunicaron. El cruce de llamadas puede dar la ubicación casi exacta de cada uno. Este método se utilizó para esclarecer el asesinato de Gonzalo Acro en la interna de Los Borrachos del Tablón.

Por otro lado, los capos del grupo agresor eran quienes se movilizaban en los autos, no en los colectivos. Y hay cámaras de seguridad en los dos peajes que pasaron. Será cuestión de cotejar fotos y avanzar. Por lo pronto, el Peugeot 206 negro secuestrado está radicado en Capital y tiene 10 multas impagas.

*   *   *

BASTA DE VIOLENCIA (Olé)

“No vi quién me tiró”

Mauro y Fido, jefe y ladero heridos en el tiroteo. No apuntaron contra sus atacantes.

Mauro y Fido, jefe y ladero heridos en el tiroteo. No apuntaron contra sus atacantes.

Gustavo Grabia Ggrabia@ole.com.ar – Jose Sacchi Jsacchi@ole.com.ar

Mauro Martín, quien era trasladado a Capital esta madrugada, declaró ante dos policías y no reconoció a sus agresores. “Se arregla de otra forma”, dice su gente.

No importa que por unas horas haya estado al borde de la muerte. En el código de los barras, la Justicia no existe. Todo se arregla con venganza. Sólo así puede entenderse la declaración informativa que brindó ayer Mauro Martín desde la camilla en la que estaba internado en el Hospital Provincial de Rosario. Por orden del juez Eduardo Filocco, dos policías fueron a tomarle la exposición. El trámite sumó 20 minutos en los que Mauro relató cómo sucedieron los hechos.

“Estábamos parados al costado de la ruta por orden de la seguridad, esperando que el otro grupo pasara por la ruta contraria y se alejara. Pero cuando nos vieron, bajaron y empezaron a disparar. Yo estaba fuera de la camioneta en la que viajé y sentí un pinchazo en la panza. Después quedé inconciente y cuando me desperté estaba en el hospital”, dijo Martín según le contó a Olé una alta fuente policial.

Pero los policías ya conocían la descripción de los hechos. Lo que ellos querían eran los nombres de los agresores. Pero Martín no aportó ni siquiera un apodo. “No vi quién tiró, no reconocí a nadie”, afirmó, aunque en su círculo íntimo dicen que la realidad es distinta y que entre los que dispararon a mansalva estaban Marcelo de Polvorines, Bolita con su gente de Ezeiza, los de Hurlingham que son cercanos a Feco, los de San Martín cuyo jefe es Pachu y los del Sur, que antes estaban con Marcelo de Lomas y ahora van con otra gente vieja de la época del Abuelo. Una palabra de Mauro hubiese enderezado la investigación, pero prefirió no hablar. Esto último fue lo mismo que hizo Cristian Debaus, apodado Fido, quien fue herido con un balazo en la garganta y también recibió la visita de auxiliares de justicia. Pero el pacto de la ormetá funcionó a pleno.

Ante esta situación, el juez Filocco mandó a hacerles el dermotest (prueba que busca restos de pólvora en las manos) a todos los heridos y detenidos. “En el caso de los heridos dio negativo. Hoy les tomaré declaración a los detenidos y después veré”, le dijo Filocco a Olé . La causa está caratulada lesiones en riña y portación de munición y armas de guerra. Por este delito hay tres detenidos del bando agresor (Alejandro Utruelli, Facundo Cáceres Aranda y Elías Meza) y otros dos demorados del grupo de Mauro, que fueron agarrados cuando dejaban Rosario con ropas ensangrentadas que serían de los heridos y podría caberles el delito de ocultamiento de prueba.

El domingo además fue un día de alivio para La Doce oficial. Porque sus máximos líderes fueron dados de alta (sólo quedan internados Darío Canteros con un balazo en el abdomen y Brian Arroyo con uno en el tórax) y Mauro había conseguido la autorización judicial y el traslado médico para ser internado en un nosocomio de la Capital Federal. Al cierre de esta edición, estaban esperando la ambulancia de alta complejidad que lo llevaría a Buenos Aires, custodiada en todo el trayecto por un patrullero, por si las moscas. Si bien su estado general era mejor, los médicos siguen esperando que la zona afectada (la bala le perforó el intestino grueso y el colon) no se infecte. “Lo cosieron y hay que esperar 48 horas más para ver si la evolución lo deja definitivamente fuera de peligro”, dijeron los médicos del Provincial a Olé .

Mientras ellos esperan, todo Boca desespera. Porque saben que esta guerra, está lejos de terminar.

*   *   *

BOCA (Olé)

Ustedes no entran

El cartel que arrojaron los hinchas hacia el banco visitante.

El cartel que arrojaron los hinchas hacia el banco visitante.

[Copa Sudamericana, miércoles, 22 de agosto de 2012]

Boca, mediante un comunicado, informó que los cuatro plateistas que arrojaron el cartel contra el banco de Independiente no podrán asistir a la Bombonera. Y desmintieron que uno de ellos sea el hijo de Crespi.

Finalmente, Boca se expresó mediante un comunicado y aclaró cuál será el camino a seguir con los cuatro socios que tiraron el cartel publicitario sobre el banco de suplentes de Independiente. “Se decidió aplicar el derecho de exclusión”, se explicó en el mensaje.

De esta forma, los hinchas sufrirán momentáneamente el derecho de admisión, hasta que se acerquen al departamento legal del club para hacer su descargo. Después, el Tribunal de Disciplina evaluará la situación con la palabra de los acusados y definirá la sanción definitiva.

“Además desmiente categóricamente  que entre los involucrados se encuentre un hijo del vicepresidente 2° del club, Juan Carlos Crespi como algunos medios dejaron trascender”, agregó, clarísimo, el comunicado. Y el propio dirigente se encargó de aclararlo: “Mi hijo no estaba en esa platea, estaba justo en la de enfrente”.

*   *   *

BOCA (Olé)

Si querés, apelá

El cartel que arrojaron los hinchas hacia el banco visitante.

El cartel que arrojaron los hinchas hacia el banco visitante.

Mariano Dayan – Mdayan@ole.com.ar

Boca hará un descargo por la clausura de su estadio, aunque la sanción de una fecha pinta irrevocable.

El mazazo fue el gol agónico de Farías y el que llegó después, rápido y furioso: la decisión del Gobierno de suspender la Bombonera por una fecha. Así, Boca deberá enfrentar a Atlético Rafaela (por la quinta jornada del Inicial) seguramente en el estadio de Vélez. ¿Ya está? Los dirigentes van a apelar la sanción, aunque sin muchas esperanzas. Saben que no se pueden quedar de brazos cruzados y deben evitar recriminaciones feroces de los hinchas. De hecho, ya son varios directivos los que admiten la equivocación de haber quitado el techo de acrílico que protegía el banco de suplentes para hacer los nuevos palcos en el campo de juego, sin autorización previa. “Asumimos lo que pasó como un error. Lo quisimos poner de nuevo, pero no llegó a tiempo el proveedor. Igual, creemos que se podría haber tomado otro tipo de medida y seguiremos insistiendo por los caminos legales para jugar en nuestra cancha”, le aseguró César Martucci, secretario general, a Olé.

El descargo que presentará Boca no parecería tener rebote en lo disciplinario. La sanción pinta irrevocable. Es más, el tema se judicializó: el fiscal Walter López, correspondiente a la jurisdicción de la Bombonera, pidió la clausura de la platea preferencial, pero el juez Durante lo negó.

El club envió ayer un comunicado en el que reiteró que aplicará el derecho de exclusión a los socios involucrados y además desmintió que el hijo del vicepresidente segundo Juan Carlos Crespi estuviera vinculado a la agresión al banco de Independiente (ver aparte). Según averiguó Olé , los involucrados son: Pablo Vanderruster, Pablo y Federico Blanco y Elías Fridman. La investigación del fiscal, igual, seguirá su curso. Le imputará a la dirigencia el delito contravencional de omisión de recaudos de seguridad, que prevé penas de hasta 30 días de arresto y $60.000 de multa. Podría haber una probation, pero Boca ya está cumpliendo otra por el uso de bengalas y cargadas contra River.

*   *   *

BOCA (Olé)

“Todo mentira”

Crespi negó que su hijo estuviera involucrado en los incidentes que terminaron con la caída del cartel. “Va a otra platea”, dijo el dirigente.

Durante el transcurso del día corrieron rumores que indicaban que uno de los hijos de Juan Carlos Crespi habría estado involucrado en los incidentes del miércoles en la Bombonera. Sin embargo, el vicepresidente segundo habló con Olé y dio su punto de vista: “Es todo mentira. Desmiento totalmente eso. Uriel es mi hijo, tiene 30 años, pero va a la platea A. Mis tres hijos son terriblemente buena gente. El hecho de que haya salido en todos los medios, me da vergüenza. Es todo mentira”. Otro de los hijos de Crespi se llama Leandro y es Secretario de Actas de la Asamblea de Representantes.

Además, el club envió un comunicado en el que apoyó a Crespi: “Boca Juniors desmiente categóricamente que entre los involucrados se encuentre un hijo del vicepresidente 2° del club, Juan Carlos Crespi, como algunos medios dejaron trascender”.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s