Ninguna consultora pudo pronosticar la diferencia entre Macri y Filmus (Clarin)

[Eleições municipais em Buenos Aires]
11/07/11
Las encuestadoras oficialistas erraron por 13 puntos la brecha entre los dos primeros

Por MARTÍN BRAVO

Dos consultoras difundieron enc uestas en la semana previa a estas elecciones en la Ciudad con una diferencia de prácticamente 15 puntos en la intención de voto entre Mauricio Macri y Daniel Filmus.

El resto indicaba una brecha menor, y más corta cuanto más cercano al kirchnerismo era el encargado del relevamiento.

Al cierre de esta edición, los datos oficiales marcaban que el actual jefe de Gobierno cosechaba 803.486 votos (un 47,06%) y el senador kirchnerista 475.364 (un 27,84%). Con el 96,31% de las mesas escrutadas, la diferencia a favor de Macri daba casi 19,3%. Management & Fit difundió sus últimos números el 4 de julio, con 42,2% para Macri y 27,4% para Filmus, es decir 14,8% de distancia. La misma brecha proyectó la encuesta de Poliarquía, encargada por el diario La Nación y publicada el viernes: 45,3% a 30,5%.

Aresco, una encuestadora de consulta habitual del Gobierno nacional, difundió 48 horas antes de la elección -no publicada por la veda- una intención de voto del 43,8% para Macri sobre el 34,3% para Filmus, es decir una ventaja de 9,5%. Ya en el boca de urna dio una distancia bastante mayor: 44% a 31%, aunque también por debajo de la ventaja final. Con el resultado puesto, en ningún caso quedó cerca. OPSM difundió el jueves sus números, a los que accedió este diario, con 38% para Macri y 27,8% para Filmus. Una diferencia del 10,2%, apenas menor a su boca de urna: 44% a 33,7%. Esta consultora se presenta como independiente, aunque el búnker kirchnerista le presta mucha atención.

Rouvier & Asociados, que en esta campaña trabajó para Filmus, daba una diferencia de 6,4 puntos una semana antes de la elección (36,2% a 29,8%) y de 7,4 (42,6% a 35,2%) el último jueves. Analogías, que presentó su trabajo como independiente, asignó ocho días atrás una intención de voto a Macri de 38,2% y a Filmus de 29,7%, una brecha de 8,5%. En sus últimas mediciones, no publicadas por Clarín porque ya regía la veda electoral, la diferencia crecía 1,5 puntos: 42% a 32%.

CEOP, la encuestadora que en 2009 anunció un triunfo de Néstor Kirchner por 8 puntos en la provincia (perdió por 3%) atribuía 36,6% a Macri y 30,5% a Filmus, una distancia de 6,1% . Esta consultora, que también mide habitualmente para el Gobierno nacional, dio con amplia ventaja a Rosana Bertone en el balotaje de Tierra del Fuego, en el que Fabiana Ríos consiguió su reelección.

Fernando Solanas llevaba el 12,82% de los votos, según los datos oficiales al cierre de esta edición, un porcentaje superior al que medía en la mayoría de las encuestas, entre ellas Aresco (8,6%), OPSM (8,9%) y Rouvier & Asociados (10%). Pero peor quedó con el resultado puesto el sondeo encargado por su espacio, Proyecto Sur, a la consultora Panorama: difundió el jueves que el cineasta tenía una inteción de voto del 24,5%, por encima de Filmus, y también lo daba ganador sobre Macri en una eventual segunda vuelta.

Tampoco anticipó el holgado triunfo del actual jefe de Gobierno la encuesta de Nueva Comunicación, encargada por Jorge Telerman: su última medición, el 2 de julio, le asignó a Macri una intención de voto del 39,1% sobre el 31,8% para Filmus, una ventaja de 7,3%. A Telerman le daba el 6,9%, lo que le hubiera permitido asegurarse su banca como legislador. Al cierre de esta edici ón tenía 1,76%.